Joaquín García Monge 1881-1958Qué habría que hacer en educación

Joaquín García Monge, Costa Rica 1881-1958

Repertorio Americano 39: 117. 1942

San José de Costa Rica, 12 de diciembre de 1940

Doña Teresa de Dengo y compañeras.

Presente.

Mis muy estimadas señoras:

Recibí la carta de ustedes, atención que agradezco y estimo.
Habría que hacer:
1. Escoger más el profesorado de los liceos; menos acomodos oficiales, cosa de politiqueros y compadres irresponsables.
2. De parte de los profesores: un curso fundamental de Filosofía de la Educación. Sin principios no hay brújula, ni carácter. Y un estudio serio de la psicología de la adolescencia (¡la edad del dolor justamente!). No tan sólo la psicología que llaman experimental, sacada de los textos oficiales, más bien la que se halla en los clásicos ( novelas, memorias, biografías, confesiones...; su testimonio perdurable, pues ).
3. De lo cual se derivarían: Planes de Estudio electivos, vocacionales; Programas flexibles, métodos razonables, oportunos. Todo con sentido y explicación de la gente costarricense en lo que atañe: a su salud, física y mental, a sus aptitudes y aspiraciones, a su geografía ( la tierra y sus recursos ), a sus oficios, su estadística, sus posibilidades económicas, su historia, su organización social y política, sus inclinaciones religiosas y artísticas, sus funciones en el concierto interamericano.
Lo demás: colegios fiscales o privados, sueldos y gastos, cursos complementarios, ( vespertinos, nocturnos ), formas diversas de enseñanza secundaria, posibles ocupaciones de la mocedad, nexos de la enseñanza media con la primaria y la profesional, horarios, exámenes, promociones, etc. etc., vendría por añadidura, en la discusión y creación de las bases anteriores.
De otro modo, seguiremos a tientas. ( En eso nos hemos vivido; con buena fe, desde luego ).
Y así las dejo, Mis Sras., no sin decirles antes que las felicito, porque como madres -¡son tan pocas!- se preocupan por la educación acertada de sus hijos. Acertar en este caso -como en otros- sería ponerse a estudiar de veras, con patriotismo responsable. La educación secundaria es la más importante de un país, como que consolida la primaria y coge a los estudiantes en la edad indecisa, y decisiva, de las orientaciones. Y esto requiere luz y luces, guías expertos, que sean "sembradores de hombres" ( que no en balde se han llamado seminarios y planteles, los sitios en que la mocedad suele educarse ). Gratuita y obligatoria debiera ser la enseñanza secundaria en su diversidad. ( Estamos en 1941 y el mundo marcha a pasos largos... )

Joaquín García Monge


Volver arriba