José Figueres Ferrer, 1906-1990La Traslación de la Pena

José Figueres Ferrer, 1906-1990

1973


La política de crear desempleo para mantener la estabilidad monetaria es un ejemplo flagrante de lo que llamo Traslación de la Pena.

Si los precios de los víveres suben, indicando que no hay comida abundante para todos, hagamos que algunos no coman, en vez de disminuir lo mucho que otros comen. O, peor aún, en vez de aumentar el producto para todos. Quienes toman las decisiones restrictivas no serán, por supuesto, quienes queden sin comer. Serán otros. La pena se traslada a los más débiles.

En los años de malos precios del café, muchos productores pequeños y medianos siguen mostrando prosperidad. Mientras el Inspector de Trabajo no llegue, pagan la mitad del Salario Mínimo Legal, y el negocio sigue siendo bueno para ellos. Es un buen negocio la Traslación de la Pena.

Algunos banqueros son gentes pragmáticas. Hablando de las divisas, dicen y repiten: no nos engañemos; si damos crédito, los patronos colocarán trabajadores; los trabajadores recibirán dinero, y comprarán algunos artículos extranjeros: un machete Sollingen, un radio japonés, una lata de sardinas Sirena. Eso hará escasear los dólares que otros necesitamos para la gasolina. Por lo tanto, no se debe dar crédito.

El consejo técnico es “evitar la inflación”. Quien dice la frase, sin darse cuenta de que sirve a las Elites, pasa por persona entendida. Casi nadie sabe lo que es inflación aunque todos la sufrimos todos los días en todos los países, en parte como consecuencia de las medidas destinadas a combatirla. Hay remedios que empeoran las enfermedades.

Si quienes opinan por el crédito bajo tuvieran que pagar un impuesto alto para el seguro de desempleo, quizás opinarían diferente. Repartir la pena entre todos, en vez de trasladarla a los más débiles, es “socialismo”, o es “inflación” o “crea desconfianza”.

Las penas pueden venir de afuera, de adentro, o del cielo. Eso no importa. Lo importante es que no queden donde caen primero, en las clases pudientes. Lo importante es la Traslación de la Pena.

De La Pobreza de las Naciones, 1973


Volver arriba
Lospobresdelatierra.org - Inicio