www.Lospobresdelatierra.org - Inicio
Enlaces
Correo
 
Búsqueda:



un servicio cortesía de Freefind

-Consejos para las búsquedas-

 

Una nueva Enmienda Platt

Álvaro Montero Mejía

La Prensa Libre

Febrero 2008

 

Amigas y amigos que nos acompañan hoy en esta esquina de la Patria, donde venimos a confirmar, semana tras semana, que la voluntad de lucha y la determinación del pueblo costarricense no serán vencidos por la intolerancia y la arbitrariedad de ningún gobierno.

En un documento presentado en una conferencia internacional en México, el eminente sociólogo mexicano-costarricense John Saxe Fernández, comparaba los nuevos tratados de libre comercio que los Estados Unidos le imponen a numerosas naciones de América Latina, con aquel oprobioso instrumento de dominio colonial que ese país le impusiera a Cuba, en 1901, mediante una intervención militar directa: la famosa enmienda Platt. No debemos olvidar que la intervención del ejército estadounidense en Cuba, se produjo en el momento en que ya el ejército libertador de los mambises, como se conocía a los patriotas cubanos, había derrotado al ejército colonial español.

La inspiradora observación del Dr. Saxe Fernández, nos permite penetrar mejor en el hecho incontrovertible de que los imperios no cambian sus políticas, ni las atenúan. Simplemente las profundizan y las adaptan, con singular maestría, a las nuevas condiciones continentales o mundiales.

Esta enmienda, presentado el 28 de febrero de 1901 por el senador Orville H. Platt, apenas 45 años después de la intervención de William Walker en Centroamérica, sintetiza las concepciones colonialistas e imperialistas que los Estados Unidos desplegarían durante todo el siglo XX y lo que va del XXI, sobre los pueblos de América Latina.

Podemos resumir su filosofía neocolonial e imperial, en los siguientes puntos extraídos de la enmienda: (los títulos son nuestros)

  1. BILATERALISMO. Obliga al gobierno, en este caso el de Cuba, a no firmar con otros países, gobiernos o poderes extranjeros, acuerdos o tratados que afecten o menoscaben el firmado con los Estados Unidos.

  1. CONTRALORÍA FINANCIERA. El gobierno cubano se compromete a no asumir ni contraer ninguna deuda pública para cuyos pagos resultaran inadecuados o comprometidos ingresos ordinarios.

  1. SOBERANÍA RESTRINGIDA. Limita la soberanía nacional sobre toda la extensión de su territorio, negándose a reconocerle soberanía sobre la Isla de Pinos.

  1. SUBORDINACIÓN MILITAR. Impone mecanismos, con el propósito de “defender” a Cuba, que garantizan la presencia y la intervención militar permanente de los Estados Unidos en la isla. De aquí proviene la ilegal ocupación de la base de Guantánamo.

  1. OCUPACIÓN ECONÓMICA Y MILITAR. Establece la obligación del Estado de venderle y arrendarle tierras a los Estados Unidos con fines civiles o militares.

  1. LEGALIDAD IMPERIAL. Obliga al estado a que todos los actos realizados en Cuba, durante su ocupación, sean tenidos por válidos, ratificados y que todos los derechos legalmente adquiridos en virtud de ellos, sean mantenidos y protegidos y,

  1. finalmente, establece que para mayor seguridad, el gobierno insertará las anteriores disposiciones, en un tratado permanente con los Estados Unidos.

Visto el imperativo empeño del gobierno de Oscar Arias en la firma del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, es como si retrocediéramos 100 años para firmar, atados de pies y manos, y ni siquiera ante el hecho de una ocupación militar, sólo con la indecente y oprobiosa complacencia de gobernantes, diputados y magistrados serviles o interesados, un documento que supera en mucho, la codicia y las ambiciones que aquel imperio naciente impusiera en 1901.

El viejo Orville Platt, debe sonreír desde su tumba al observar como sus descendientes le han hecho honor a sus ambiciones imperiales. Porque en adelante y para siempre, las relaciones económicas internacionales de nuestros países, quedan sujetas a los marcos fijados por los nuevos TLC. Porque nuestras deudas, inversiones y gastos, están severamente supervigiladas por el Fondo Monetario Internacional. Porque desprotegimos en el TLC la isla del Coco y dejamos en sus manos las inmensas reservas del mar patrimonial. Porque con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, sus naves de guerra se pasean impunemente en nuestro mar territorial, atracan en nuestros puertos y los utilizan a su antojo, como ocurre en Golfito. Porque son amos y señores de las llamadas zonas francas, de nuestros litorales, bellezas naturales y biodiversidad. Porque son los tribunales internacionales con sede en Washington, los que dirimen cualquier controversia entre ellos y nosotros y porque el nuevo TLC, ha sido concebido para ser eterno. Con la hermosa consigna acuñada por Rolando Araya digamos: “DE PIE COSTA RICA”.

Leído en la calle, frente a la casa de Oscar Arias, el lunes 25,2,08, a las 8PM

 

Los derechos de autor pertenecen a sus respectivos dueños. Copyleft ©2003-2008. Los pobres de la tierra.org - San José, Costa Rica.


Volver arriba