Declaración del pueblo Kuna de Panamá

14 de abril del 2003


La Nación Kuna representada en sus máximos
dirigentes, los Saila Dummagan de las Comarcas Kunas
de Madungandi, Wargandi, Kuna Yala y Dakarkunyala,
con total de 68 comunidades, reunida en la comunidad
de Ibedi, Comarca de Madungandi, durante los días
13, 14 y 15 de abril, expresamos a todo el Pueblo
Kuna y a la opinión pública nacional e internacional
la alegría de este encuentro de hermanos y la
determinación de caminar unidos en la construcción
de la Nación Kuna.

Después de siglos de agresión colonial, que
significaron el desgarramiento y dispersión de
nuestros pueblos por ríos y selvas, y después de 100
años de República que profundizaron esta división
políticamente con fronteras nacionales y
provinciales, nos hemos reunido los Saila Dummagan
de las diferentes Comarcas Kunas para compartir
nuestros problemas e iniciar un proceso de
articulación y unidad en la defensa de nuestros
derechos.

En Ibirdidiuar hemos tomado más conciencia
de que tenemos las mismas raíces, que somos hermanos
de la misma tinaja, que Nana Gabayai fue tragada por
Olotinakilele y su gente, y hemos decidido recoger
sus huesos dispersos por multitud de ríos y
revivirlos.


Lamentamos la ausencia de nuestros
hermanos de Arquia y Caimán Nuevo que, por la
situación que vive Colombia, no han podido
participar. Tras oírnos unos a otros, denunciamos
que fuimos y seguimos siendo víctimas de un modelo
de desarrollo basado en la ambición, el despojo de
los recursos naturales y el desprecio de la vida de
las personas, los pueblos y sus culturas. Cambian
las personas y los nombres de los sistemas, pero la
filosofía es la misma. La filosofía que llevó a los
españoles a invadir nuestras tierras, asesinar a
nuestros abuelos, destruir nuestra cultura y
civilización para apoderarse del oro y demás
riquezas, es la misma filosofía que mueve hoy a la
administración de George Bush a arrasar Irak y
masacrar al pueblo Iraqui para apoderarse del oro
negro. La misma filosofía que está detrás del ALCA,
del PLAN PUEBLA-PANAMÁ y del Plan Colombia que
siguen con los ojos puestos en nuestros recursos
para la satisfacción de los intereses de los
poderosos, donde no tienen espacio los derechos de
los legítimos dueños y sectores desposeídos.


Reunidos en la Comarca Kuna de Madungandi,
vemos cómo después de casi tres décadas de haber
inundado 35,000 hectáreas de su territorio con la
construcción de la hidroeléctrica Ascanio Villalaz,
nuestros hermanos siguen esperando el cumplimiento
de las promesas hechas y, en lugar de gozar de los
beneficios de la represa, han visto aumentar la
malaria y otros males.


Esta misma filosofía es la que quiere
ahora reformar el código Minero y ganar nuestras
mentes y corazones para implementar la miseria en
nuestras Comarcas y el resto del país.


Nos duele y rechazamos que las vidas de
nuestros hermanos de Paya, Púpur y Arquia sigan
amenazadas y sometidas, en pleno siglo XXI, al
asesinato y el desplazamiento.

Nos indigna y condenamos que en la
declaración que los presidentes de Colombia y Centro
América hicieron en Panamá, no se haga mención de la
masacre de 4 hermanos Kunas por parte de
paramilitares colombianos, y sólo se mencione el
atentado en el club exclusivo El Nogal de Bogotá.


Condenamos la irresponsabilidad del
gobierno de la Señora Mireya Moscoso de involucrarse
en el conflicto colombiano, poniendo en mayor
peligro la vida de los que vivimos en la frontera.


En medio de la celebración del 1er
Centenario de la República, sentimos que una gran
parte de la sociedad panameña no entiende ni acepta
todavía nuestros derechos, anteriores a los 100 años
de la República y a los 500 años de la conquista y
colonia.


Exigimos el reconocimiento de la Comarca
Dakarkunyala a nuestros hermanos de Paya y Púpur y
se cumplan las promesas que la Presidenta de la
República hiciera después de la masacre del mes de
enero que están en cero cumplimiento.


Las Comarcas reconocidas por ley, como
Madungandi, Wargandi y Kuna Yala siguen
desprotegidas y amenazadas por más invasiones de
colonos y empresarios. Las autoridades nacionales
son sordas a nuestras denuncias, son renuentes a
recibir a nuestros Saila Dummagan y no mueven un
dedo para que se cumpla la ley y se desaloje a los
invasores ilegales.

Los programas de educación siguen
desconociendo nuestra cultura, cosmovisión,
historia, espiritualidad y religión.

El convenio 169 de la O.I.T sigue sin
ratificar.


Como dirigentes de las Comarcas Kunas
expresamos nuestra voluntad de seguir luchando por
el fortalecimiento y desarrollo de nuestro pueblo.
Un desarrollo basado en los principios de nuestra
cultura: el respeto a la persona, a la Madre Tierra,
y al diálogo y la solidaridad entre pueblos.

Vivimos en diferentes Comarcas, pero somos
un solo pueblo. Por eso afirmamos nuestro derecho y
obligación de unir nuestras manos en la consecución
de nuestros objetivos.


Dado en la comunidad de Ibedi, Comarca
Madungandi, a los 14 días del mes de abril del año
2003.

Firmantes

Gilberto Arias
Salia Dummad
Kuna-Yala Harmodio Vivar
Saila Dummad
Kuna-Yala Benjamín García
Saila Dummad
De Madungandi
Manitiaipinapi
Saila Dummad
De Madungandi

Osvaldo Alvarado
Saila Dummad
De Wargandi
Pinel García
Saila Dummad
De Wargandi
Artenio Lozano
Saila Dummad
De Wargandi
Aquileo Olivo
Saila Dummad
De Takarkun-Yala

 

Volver arriba