Pablo Neruda y su perro en Isla NegraA 99 años de su nacimiento

Recuerdan a Neruda en Chile

nuestramerica@yahoogrupos.com.mx

12 de julio del 2003



ISLA NEGRA, Chile, 12 de julio (PL).— Pablo Neruda
nos entregó un compromiso con las ideas de justicia,
libertad y democracia, afirmó la presidenta del
Partido Comunista de Chile, Gladys Marín, al
cumplirse hoy 99 años del nacimiento del poeta.

"Fue un hombre visionario que forma parte de las
luchas de su pueblo", dijo Marín, quien junto a unas
3 000 personas participó este sábado en un acto
homenaje organizado por la Sociedad de Escritores de
Chile (SECh) y la organización Cultura en
Movimiento, en el balneario Isla Negra, 135
kilómetros al oeste de Santiago.

A orillas del mar, ese lugar se erige como
testimonio latente del paso de Neruda por la tierra.
El bardo compró allí una casa en 1939 y heredó al
mundo un verdadero museo que da cuenta de su vida.

En esa localidad descansan sus restos y los de
Matilde Urrutia, su última esposa.

Durante el tributo, Marín recordó que el vate de
militancia comunista "abogó por la unidad de todos
los latinoamericanos y por una sociedad justa".

En tanto, el presidente de la SECH, Fernando
Quilodrán, hizo un llamado a todos los hombres y
mujeres del mundo para preparar la celebración de
los100 años de su nacimiento.

Ricardo Neftali Reyes Basoalto (Pablo Neruda) nació
el 12 de julio de1904 en Parral, a unos 344
kilómetros de Santiago. En junio de 1924 escribió 20
poemas de amor y una canción desesperada.

En julio de 1936 asesinaron a Federico García Lorca,
su gran amigo, y comenzó a escribir España en el
corazón. Tres años más tarde viajó a París, donde
fue nombrado cónsul para la emigración española e
hizo gestiones a favor de los refugiados españoles.

En 1945 fue elegido senador por el Partido Comunista
y recibió el Premio Nacional de Literatura.

En 1971 aceptó el cargo de embajador en Francia y
ese mismo año se le otorgó el Premio Nobel de
Literatura. En la llamada Ciudad Luz comenzó a
escribir sus memorias, publicadas en forma póstuma:
Confieso que he vivido (1974). Un año después,
Neruda renunció a su cargo diplomático y regresó a
Chile.

Falleció de cáncer el 23 de septiembre de 1973, 12
días después del golpe militar que derrocó al
gobierno constitucional de Salvador Allende
(1970-73).


Volver arriba
Lospobresdelatierra.org - Inicio