Banco Mundial: la desigualdad impide a AL abatir la pobreza

Roberto González Amador y Jim Cason

La Jornada

24 de abril del 2004


China "sacó" de la marginación a 200 millones de personas en 20 años sin que sus reformas se apegaran al modelo de FMI y BM Mil 101 millones con ingreso de menos de un dólar al día

ROBERTO GONZALEZ AMADOR Y JIM CASON ENVIADO Y CORRESPONSAL

Washington, DC, 23 de abril. Un "agudo" y "preocupante" problema de desigualdad en la distribución del ingreso mantiene estancada la lucha contra la pobreza en América Latina. El diagnóstico, hecho público este viernes por el Banco Mundial (BM) con motivo de la publicación de su principal reporte anual sobre la situación social en el planeta, reveló que Latinoamérica se ha rezagado en la reducción de la pobreza respecto de otras regiones que han conseguido avances significativos en las últimas dos décadas.

China ha tenido éxito no sólo en atraer inversiones con mano de obra barata. El país asiático logró "sacar" de la pobreza a 200 millones de personas en las pasadas dos décadas y algo similar está ocurriendo en India. Es significativo que, principalmente en el caso del primer país, el tipo de reformas emprendidas en los últimos años no han seguido a rajatabla el modelo diseñado por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, como sí ha ocurrido en Latinoamérica. China e India, con mil 280 y mil 49 millones de habitantes, respectivamente, reúnen a 37.5 por ciento de la población mundial, que es de 6 mil 199 millones.

El informe anual Indicadores del desarrollo mundial 2004, divulgado este viernes durante la reunión de primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, estableció que la proporción de personas que vive en situación de pobreza extrema -con un ingreso menor a un dólar por día- en los países en desarrollo se redujo casi a la mitad entre 1981 y 2001, al pasar de 40 a 21 por ciento de la población. Si se toma como referencia el porcentaje de la población que percibe dos dólares por día, el porcentaje de la población de los países en desarrollo en esta situación pasó de 65.9 por ciento en 1981 a 52.8 por ciento en 2001.

En cifras, ello representa que actualmente mil 101 millones de personas en los países en desarrollo se encuentran en pobreza extrema, con un ingreso menor a un dólar por día, con todo lo que ello representa en términos de nutrición, salud y educación.

Los números generales no alcanzan a revelar un hecho que este viernes destacaron funcionarios del Banco Mundial: la disminución de la pobreza estuvo básicamente determinada por los resultados de China e India, mientras que por otro lado hay una situación de estancamiento en zonas como América Latina, o de incremento en el sureste de Asia y en las naciones del Africa subsahariana.

En China, donde el producto interno bruto (PIB) per cápita se ha multiplicado por cinco desde 1981, el número de pobres bajó de 600 a 400 millones de personas.

En América Latina, región en la que desde principio de los años 80 fueron emprendidas por los gobiernos reformas de liberalización comercial y financiera, así como privatizaciones que -según los defensores de estas estrategias, entre ellos los organismos internacionales- deberían tener como resultado la reducción de la pobreza, los números no son alentadores.

El reporte del Banco Mundial destacó que en 1981 vivían en América Latina 36 millones de personas que obtenían a lo más un ingreso diario de un dólar. Esa cifra aumentó a 50 millones de personas en 2001. En términos de porcentaje de población total, la cifra se mantuvo: los latinoamericanos con ingreso de un dólar al día representaban 9.7 por ciento de la población en 1981 y, en 2001, eran 9.5 por ciento del total.

Con una base más amplia, los resultados son similares. En 1981, el número de latinoamericanos que debían vivir con dos dólares por día era de 99 millones, cifra que pasó a 128 millones en 2001. Como porcentaje de la población, las cifras son equivalentes a 26.9 y 24.5 por ciento, respectivamente, para cada uno de los años.

Para el Banco Mundial, la razón por la que América Latina no ha logrado avanzar en la reducción de la pobreza, cuando sí lo han hecho otras regiones, radica en la inequidad al momento de repartir los frutos del crecimiento económico.

"En América Latina hay un problema agudo de distribución del ingreso, que es preocupante, y debemos preguntarnos si se puede lograr abatir la pobreza con ese nivel de inequidad", comentó Martin Rivallion, director del Banco Mundial del programa de investigación sobre la pobreza. "En la región, el crecimiento es menos eficaz para reducir la pobreza, por el alto nivel de inequidad", añadió. Si los pobres tienen una parte pequeña del pastel, poco pueden obtener cuando hay crecimiento económico, acotó.

Inequidad

Una décima parte de los latinoamericanos más ricos percibe 48 por ciento del ingreso total de la región, mientras el 10 por ciento más pobre apenas obtiene 1.6 por ciento. En regiones avanzadas, la décima parte de la población rica no tiene más de 27 por ciento del ingreso, según del Banco Mundial. Entre otras de las causas por las que el fenómeno no ha logrado ser revertido es que en los países más avanzados se destina de 10 a 15 veces más recursos a combatir la pobreza, en proporción del PIB, que en América Latina.

En las naciones africanas al sur del Sahara, región donde viven 673 millones de personas, el PIB per cápita se contrajo 13 por ciento desde 1981. Ello provocó que el número de personas en pobreza extrema creciera de 164 a 314 millones de personas.

Mientras en los antiguos países de la Europa comunista, las tasas de pobreza extrema pasaron de prácticamente cero en 1981 a 6 por ciento de la población en 1999, según el Banco Mundial.

El organismo consideró que para reducir la pobreza los países en desarrollo deben tener una mejor posibilidad de vender sus productos en las naciones avanzadas. Ello implica una reducción de los subsidios agrícolas de los países ricos, que suman 330 mil millones de dólares al año. Pero también es necesario, añadió, que aumente la ayuda oficial al desarrollo, que sumó 70 mil millones de dólares en 2002.

Volver arriba
Lospobresdelatierra.org - Inicio