Hugo Chávez: "La Revolución es el único camino para la paz y la justicia"

Prensa Latina

14 de abril del 2003

CARACAS, 14 de abril (PL).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo
que el único camino para vivir en paz y justicia en América Latina y el
Caribe es hacer la Revolución.

El mandatario habló ayer domingo en una multitudinaria concentración
popular efectuada en la céntrica Avenida Bolívar, en esta capital, con
motivo del primer aniversario de la rebelión cívico-militar que derrotó
el golpe de Estado del pasado año.

Para que llegue el día en el que ningún niño, hombre o mujer sufra
hambre, esté marginado buscando en la basura algo de comer, y podamos vivir
como hermanos, es imprescindible hacer la Revolución, manifestó.

"Cualquier otro camino nos llevaría a nuevas derrotas, frustraciones y
traiciones", planteó.

Aclamado por la multitud, Chávez agregó que una oleada revolucionaria e
independiente recorre de nuevo Latinoamérica y el Caribe y solo la
unidad de los pueblos es la alternativa existente ante ello.

Nada ni nadie podrá detener esa oleada y lo ocurrido en Venezuela es
solo el preludio de lo que en este continente ha comenzado a ocurrir y
ocurrirá, pues nadie podrá detenerlo, expresó.

El Jefe de Estado aseguró que será imposible a cualquiera, no importa
su poder, frenar o impedir el impulso de los pueblos, y recalcó que la
grandeza de los venezolanos es la misma del resto de los
latinoamericanos y caribeños.

Desechó la amenaza de aplicar al proceso venezolano una solución igual
a la que derrotó a Salvador Allende, en el Chile de 1973, "pues esta es
una Revolución pacífica pero armada".

Rechazó las acusaciones de que sus partidarios preparan grupos
irregulares armados para defender al Gobierno, "pues las armas del pueblo están
en los cuarteles", en manos de los soldados patriotas.

A quienes pretenden dominar el mundo les estorban Chávez y nuestra
Constitución, pero no será fácil derogarla, pues tendrían que pasar por
encima de todo el pueblo dispuesto a defenderla, como hizo el 13 de abril
del año pasado, apuntó.

El Presidente puntualizó que el golpe de Estado del 2002 "tenía y sigue
teniendo el sello del imperialismo y fue cocinado fuera de las
fronteras de Venezuela".

En otra parte de su discurso, recibido con continuas muestras de
adhesión por la multitud, Chávez saludó a las personalidades participantes
del recién clausurado Encuentro Mundial de Solidaridad con la Revolución
Venezolana.

Destacó, especialmente, a la delegación cubana, encabezada por el
vicepresidente de ese país, Carlos Lage Dávila, y envió un fuerte abrazo al
Presidente Fidel Castro, "hermano de esta tierra, revolucionario
insigne y ejemplo para los pueblos del mundo".

Finalmente, anunció que a partir del próximo mes de julio se efectuarán
en Caracas reuniones continentales de pueblos indígenas, campesinos,
mujeres y jóvenes, como parte de la estrategia unitaria.


Volver arriba