Destrucción de la educación en Perú a manos del Presidente Toledo

Ama llulla significa no mientas

José Ríos Ríos

Argenpress.info

16 de mayo del 2003

 

Del código ético del incario se recuerdan 3 amas: ama sua (no robes), ama llulla (no mientas) y ama quella (no seas ocioso), los amas fueron más, seguramente como el resto de las culturas humanas, coincidentes con el decálogo judeo-cristiano, pero éstos son los que más se tenían en cuenta, a no dudar, por la tendencia a incurrir en lo que ellos prohibían.

En el caso de Alejandro Toledo, la tendencia a la mentira linda con la mitomanía, seguramente pasará a la historia en la memoria colectiva como el 'llulla presidente', que triste forma de hacerse famoso la verdad, en fin, cada ser humano tiene caracteres de su personalidad que resultan definitorios.

Ayer, luego de haber querido disimular la contundencia de la medida de lucha del magisterio nacional estatal, del 99%, que inclusive ha contado con la integración a la huelga de los trabajadores administrativos del Sector Educación (35 mil a nivel nacional, agrupados en el SUTACE), pretendiendo distraer la atención de la opinión pública con las 2,500 casitas del programa 'deuda cero', tuvo que pronunciarse, llamando a los maestros a aceptar los 100 soles ofertados por el Ministro de Educación, no aclaró si esta suma es un aumento real o es una bonificación temporal por algunos meses, pero si, y mal indicador resulta, mintió sobre el sueldo promedio del magisterio al momento de asumir él la presidencia.

Toledo dijo, en su tendencia incontenible a la mentira que el sueldo de los maestros, en julio del 2001 era de 520 nuevos soles, y que en consecuencia, en el 2006 deberán ganar 1040 (297 dólares usa al cambio de hoy). La mentira no puede ser más burda, si en el 2001 los maestros ganaban 520, y el único incremento otorgado por su gobierno fue de 50 nuevos soles, ahora deberían ganar 570 y no cerca de 700 como es lo que ahora perciben, ¿de dónde salieron los 130 soles de diferencia?, es obvio que allí hay una mentira flagrante del líder chacanista, que en verdad apunta a recortar la real diferencia entre el sueldo en julio del 2001 (650 nuevos soles) y el que deberían ganar los maestros en julio del 2006 (1300 nuevos soles).

¿Cómo puede creer el maestro peruano en la palabra de alguien que miente incontinentemente?

Toledo no tiene remedio, cuando más cae en los niveles de aprobación ciudadana (se dice que anda por los 8 puntos de aceptación), más errores comete.

Esta huelga pudo evitarse, dado que desde hace 6 meses se discutía la problemática salarial del magisterio, es más, pudo haberse incluido los recursos para mejorar la situación de los maestros, aquellos a quienes la demagogia toledana nombraba como los objetivos prioritarios de su política remunerativa (supuestamente en agradecimiento a los logros del 'error estadístico' que se llama Toledo, en verdad, para cosechar votos con falsas promesas se ve hoy en día).

Nada de esto, se ve, se constata, interesa a las panacas, tribus, clanes, y demás grupículos de las pandillas de lo que algunos vienen ya denominando la nueva mafia gobernante. Ellos están bien forrados, desde la planilla hasta los 'muertos y heridos' y la gran masa no cuenta para nada. Desde la cumbre de sus 18 mil, 12 mil, 10 mil, dólares mensuales, deben sentirse en las nubes, por ello se les ve, displicentes, mascullar: 'acepten los 100 soles' (Toledo), 'no vamos a desviar nuestros programas sociales ni los presupuestos regionales por la presión de una huelga' (Solari, premier), 'si no dejan la huelga de inmediato les voy a descontar' (Ayzanoa', titular de Educación), y tantas lindezas más.

Pero el magisterio no se deja arredrar, y, fortalecida la huelga con mayores contingentes (inclusive a aquellos que en provincias no paralizaron los primeros días), radicalizarán la medida de lucha con movilizaciones a nivel nacional, reeditando la marcha de los 4 Suyos, en versión magisterial y en condiciones de gobierno de la nueva mafia entronizada en el gobierno del país.

El apoyo de la los padres de familia se ha dejado sentir en las movilizaciones de ayer a lo largo y ancho del país, interviniendo inclusive como oradores en los mítines realizados.

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), marchó en Lima, desde la histórica plaza '2 de Mayo' ayer, uniéndose a la movilización principal del magisterio que como en el 1er. y 2do. Días superó el 10% de los maestros de la Gran Lima (se habla de 10 mil y hasta de 15 mil manifestantes, las fotos de los diarios nos muestran impresionante multitud).

El país entero demanda de los responsables de este gobierno, la solución inmediata del conflicto magisterial, y la toma de decisión real, efectiva y veraz en resolver la crisis de la educación peruana.

¿Un poquito de paciencia?

Es fácil pedir paciencia cuando, producto de un 'error estadístico' y de algunas cosas más se está en la cumbre de la administración estatal, y se goza de un auto-asignado y grosero estipendio mensual. Ayer, el 'llulla presidente' reiteró su oferta electoral de duplicar el salario magisterial, los maestros estatales, en huelga indefinida por 4º día exigen atención inmediata de la parte proporcional, equivalente a la 1/5 parte del compromiso toledista.

Cuando se ha perdido las 2/3 partes del salario, el mismo que ha caído de 2000 soles de 1973 hasta los 700 del 2003, no es nada exagerado, en absoluto, demandar 210 (60 dólares usa). Y cuando estos 210 soles significarían poco más de 500 millones de soles en lo que queda del año (146 millones de dólares usa), no se está pidiendo nada imposible de cumplir, el hombre que sabía mucho del 'cau-cau' debe saber muy bien como hacer para resolver un problema como este, y no pedir un poquito o un montón de paciencia a quienes le enseñaron las primeras letras, hasta que las exportaciones lleguen a 15 mil o más millones de dólares en el 2006.

En el 4º día de huelga las movilizaciones se han ampliado hasta abarcar en la gran Lima, en la principal movilización en la zona central de la capital del país, a más del 20% de los maestros metropolitanos estatales. Más de 20 mil manifestantes se movilizaron ayer por espacio de largas horas, exigiendo la atención a sus justas e impostergables demandas.

A nivel nacional la paralización fue contundente, y las movilizaciones masivas, expresando el apoyo del pueblo entero a la causa magisterial. Falta concretar en forma activa el apoyo popular, y en eso la CGTP tiene la palabra, un paro nacional es lo que se requiere para forzar al gobierno a tomar con seriedad la solución de la huelga nacional del magisterio estatal.

La convocatoria al paro nacional de la CGTP, respaldada por los Frentes Regionales, debería recoger los principales puntos del petitorio magisterial que apunte a la superación de la bancarrota de la educación estatal. No se puede pretender que el país se enrrumba a la modernización cuando su sistema educativo está en escombros.

La situación de los trabajadores no da para más, y debe ser afrontada con la seriedad que ésta exige. Las maniobras y dilaciones, ensayadas una y mil veces durante las últimas décadas no surten efecto, eso es más que evidente, ¿qué esperan los funcionarios del gobierno, que la indignación ciudadana los termine expulsando al estilo argentino?. Los marrulleros como Silva Ruete están simplemente demás, es hora de hablar con la verdad.

La representación gubernamental debe formular sus planteamientos en forma clara y sin subterfugios:

(1) ¿A cuánto asciende el incremento ofertado, y desde cuando, en qué condiciones?

(2) ¿En cuantas partes será cubierto el reajuste pendiente, hasta llegar al 100% real, a los 1300 soles de sueldo básico magisterial?

(3) ¿Cuánto representará el presupuesto educativo como % en el Presupuesto General del año 2004?

(4) ¿Cuál es el plan de reconstrucción del servicio educativo estatal para los años 2004-2006, sus objetivos y metas?

(5) ¿Cuál es su Proyecto Educativo Nacional?

'La crisis de la enseñanza coincide universalmente con una crisis política' (José Carlos Mariátegui, Obras Completas tomo 14 , pág. 38).

'El Estado condena a sus maestros a una perenne estrechez pecuniaria. Les niega casi completamente todo medio de elevación económica o cultural y les cierra toda perspectiva de acceso a una categoría superior. De un lado, carecen los maestros de posibilidades de bienestar económico; de otro lado, carecen de posibilidades de progreso científico' (José Carlos Mariátegui, OC14, pág. 58)

redaccion@argenpress.info
info@argenpress.info
COPYRIGHT ARGENPRESS.INFO © 2002
webmaster@argenpress.info



Volver arriba
lospobresdelatierra.org