Costa Rica, presidente Bush y Harken Oil:

¿Quiénes nos extorsionan?

FECON

Octubre de 2003

Las irregularidades financieras en Harken Energy durante la estadía de director del Presidente Bush en la compañía petrolera de Texas han dominado los titulares de la prensa Estadounidense durante el 2002 a propósito del escándalo del caso ENRON

Según reportajes aparecidos en Time, New York Times, Washington Post, Wall Street Journal,CNN, entre otros. Estos informan sobre irregularidades en los informes contables de empresas relacionadas con George W. Bush. Puntualmente se señala que exageraban los bienes de la empresa, no reportaban ganancias reales y no pagaron los impuestos... Además, se alega que el señor Bush se benefició económicamente de informaciones confidenciales .

La empresa tejana tuvo como directivo y accionista a George W Bush expresidente de la empresa petrolera Spectrum 7 adquirida por Harken en 1986. En 1989 y 1990, Harken y Geroge W. Bush fueron investigados por el por el Securities Exchange Comisión (SEC) por irregularidades contables por muchos millones de dólares y tráfico de influencias.

Aún en 2002, las actividades del Presidente Bush en cuanto a la venta de sus acciones en Harken, valoradas en casi un millón de dólares (a $4 por acción que semanas después cayó a $1 por acción) y otras practicas indebidas como tráfico de influencias se estaban investigando.

El 30 de octubre del 2002, la portada del periódico Boston Globe reportó sobre las pérdidas de $50 millones sufridas por la fundación de la Universidad de Harvard por haber adquirido acciones de Harken. Hasta el día de hoy se investigan posibles violaciones a la ley relacionadas con manejo de fondos de Haken y Bush.

Tanto Harken Energy con sus vínculos a Bush, como la petrolera del vicepresidente Cheney, Haliburton tienen intereses en Colombia. Pero la prensa ha ignorado un escándalo mucho más grande: cómo Harken Energy se benefició con la guerra y el terror en Colombia. El co-director de New Hampshire Peace Action Sean Donahue Counterpunch escribe lo siguiente “George W. Bush fue a trabajar en Harken Energy en 1986 cuando la compañía compró Spectrum 7, una compañía que antes había comprado la compañía petrolera Arbusto, la empresa fracasada de Bush. Harken le dio a Bush 2 millones de dólares en acciones, un puesto de consejero por 122.000 dólares anuales, y un asiento en su consejo de directores.

Mientras Bush trabajaba para Harken, Rodrigo Villamizar, un antiguo amigo llegó a ser director de la oficina de Minas y Minerales de Colombia, el ministerio que supervisa la venta de concesiones petroleras por la compañía petrolera estatal, ECOPETROL. Villamizar le ayudo a Harken a conseguir una serie de contratos petroleros en Colombia.

La mayor parte de los contratos petroleros eran para el Valle Magdalena, donde estaban en formación los grupos paramilitares que combatían a las guerrillas, asesinaban dirigentes sindicales y aterrorizaban a los campesinos para obligarlos a abandonar tierras codiciadas. La mayor parte de las compañías petroleras que operaban en la región aceptaban tácitamente o buscaban activamente la protección de esos escuadrones de la muerte. Harken aún sigue activa en el Valle Magdalena, gracias en parte al financiamiento de la Corporación de Finanzas Internacionales del Banco Mundial, y los paramilitares continúan aterrorizando a todo el que amenace los intereses corporativos en la región.

La piedra angular del paquete de ayuda militar de Bush es un subsidio de 98 millones de dólares para ayudar al gobierno colombiano a que establezca un nuevo batallón de la Brigada 18 de su ejército para proteger un oleoducto contra ataques de las guerrillas. La Brigada 18 tiene una prolongada historia de lazos con los paramilitares, y su propio historial de ataques contra civiles.

Irónicamente, un beneficiario de este programa será la Occidental Petroleum, la compañía que ayudó a que la familia Gore hiciera su fortuna. Pero la embajadora de EE.UU., Anne Patterson, ha dicho que a largo plazo el Pentágono está considerando programas similares para otros activos económicos cruciales en Colombia. Estos probablemente incluirían a oleoductos mantenidos por la subsidiaria de Harken, Global Energy Development, un gasoducto operado por Enron, y proyectos que involucran a la antigua compañía de Dick Cheney, Haliburton, así como activos de propiedad o utilizados por Texaco, Exxon-Mobil, y BP”.

Informes OILWATCH – AESO Mauricio Álvarez 2241556 3869145 oilwatch@feconcr.org

 

Volver arriba
Lospobresdelatierra.org - Inicio